Razón de ser de la “lámpara”

Se preguntarán a qué viene el nombre de este espacio, “La lámpara de Diógenes”. Bastante curioso. Es un nombre que utilizo desde que estaba en la universidad y escribía para el periódico estudiantil.

El nombre proviene del filósofo de la Antigua Grecia, Diógenes el cínico. Cuenta la leyenda que, desprovisto de ropa y jadeando como un perro, se paseaba por las calles atenienses con una linterna, indiferentemente si fuera día o noche, gritando “busco a un hombre”. Así hizo continuamente hasta el final de sus días.

Lejos de hacer una apología al exhibicionismo combinado con una flagrante tendencia homosexual, mi intención es mostrar lo que realmente quería Diógenes: encontrar qué somos nosotros, buscarlo sin cesar. Acercarnos poco a poco a lo que es nuestra naturaleza a través de consideraciones acerca de temas que nos ocupan día tras día.

Así, y guardando los preceptos originales de Diógenes, es el objetivo final de este blog el acercarse a ese propósito, sin importar lo impertinente o extravagante que pueda llegar a ser. El escándalo es un violento resquebrajamiento del pudor social, y la verdad puede incluso vislumbrarse a través de él.

Siento no haber explicado la razón del blog anteriormente. Simplemente lo pasé por alto.

Anuncios

~ por Juancho H. en marzo 13, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: