Deus Ex Machina

¿Acaso las soluciones a los problemas caen del cielo? ¿Debemos sentarnos a esperar que los inconvenientes se resuelvan solos? ¿Alguien se preocupará por lo mismo en alguna ocasión?

Tiempos de crisis. Eso es lo que se dice. Se siente, es verdad, y las quejas y las exclamaciones rondan el cielo y nublan el horizonte. Las personas andan desesperadas y desesperanzadas, aunque expectantes ante una solución milagrosa ante esta coyuntura, que golpea a cada cual de manera singular aunque con una “patología” común.

Muchos procuran continuar con sus vidas normales, confiando en que sis líderes encuentren una solución que restituya el antiguo esplendor capitalista. Muchos de esos, a su vez, no hacen gran cosa por contribuir a que ese estado se alcance, por lo menos desde el plano de la actitud.

Así con muchas cosas, no sólo con la ya ubicua crisis económica. Sentarse a esperar a que un poder superior llegue con una solución, ciertamente, y valga la redundancia, no es una solución. ¿Quiero conseguir un trabajo? No importa cuánto rece, a menos que tenga un contacto que me facilite el ingreso a cierta empresa, será mi contexto y mi trasfondo, así como mi comportamiento en una eventual entrevista, lo que hará que un puesto sea mío o no. Dejar todo o gran parte al rezo no hará el milagro, así me sepa de memoria las oraciones a la Virgen María, el Te deum Laudamus, el rosario a San Charbel o Santa Filomena, o incluso el de las santas llagas, al derecho y al revés.

Es bueno que todos tengan un sustento moral; que tengan razones para tener esperanza, o motivos que los lleven a pensar que el mañana será un buen día (contrario al confomista pensamiento de “todo tiempo pasado fue mejor”), pero es importante tener en cuenta que cada cual es dueño de su propio destino, su propio titiritero, el forjador de su porvenir. Sólo las acciones de los individuos tienen repercusiones; el rezo excesivo es inacción, igual a cruzarse de brazos, una inversión de tiempo que no rinde frutos prácticos.

Otra mirada a la crisis, entonces, es lo que hace falta.

~ por Juancho H. en abril 8, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: