Religión (II)

Detuve mi producción de textos por un breve espacio de tiempo para dedicarme a la vagancia. Sí, pero a la acepción que se refiere a deambular por la “blogosfera” a ver con qué me topaba. Como ya se podrán imaginar, y gracias a la libertad de expresión que se potencia por la reserva de la identidad individual, los temas más polémicos son tema de cada día. Como habrán supuesto por el título del post, el más polémico y más recurrido es aquel que trata de la religión.

Sea por el tema que sea, ya existe una contienda establecida entre religiones, creencias y no creencias. El resultado es un debate donde muchos puntos de vista son interpuestos. Las personas comentan a su antojo sobre los diversos temas que proponen los autores de los weblogs, unos muy interesantes y ricos de leer, otros absurdos y ladrilludos. De todos los “bandos”.

El resultado de estos post son toda clase de comentarios, muchos de ellos de usuarios reincidentes que vuelven para dar más “batalla”, citando sistemáticamente fragmentos de comentarios que hacen sus colegas polemizadores; otros elaboran compendios de ideas y argumentos, como quien quiere construir una torre de papel con párrafos densos, densísimos, y el que atiborra la pantalla de vínculos referenciales para “ilustrar” la discusión.

Ello desboca siempre en lo mismo: nada. Ningún cambio. Nadie le otorga la razón a ninguno. Los “bloggeros” apagan sus pantallas, se acuestan a dormir y vuelven al otro día revitalizados, a continuar combatiendo, como unos Sísifos modernos. Estos encuentros suelen tener algunos aportes interesantes, pero llega un punto en que vuelve tan repetitivo como si se tratara de una cadena de montaje.

La única constante, por ende, es que nadie cede; todos son inflexibles. Hay casos incendiarios a los que incluso se llega a una intolerancia explícita.

Lo que ocurre en la red, por supuesto, es un modelo algo caótico e inverosímil de lo que ocurre en el mundo real. Ya he comentado en otra ocasión que no hay ambiente más volátil y combativo que el teológico. Nunca habrá un acuerdo. Todas las religiones, creencias, doctrinas, pensamientos, sentimientos, et cétera, serán enemigos declarados durante toda la eternidad. De eso no habrá duda.

He escuchado, visto y presenciado muchos casos de personas que se hartan de esa discusión sin final, de esos adoctrinamientos forzosos e inútiles que se retiran a creer en silencio en lo que ellos quieran creer. Ese es el tan temido “relativismo” que tanto temen los clérigos. Yo lo llamo identidad.

Yo no nací creyendo. Nadie lo hace. A uno lo evangelizan desde pequeño en una creencia. A medida que uno crece va interpretando la religión como mejor se acomode a su personalidad: unos la siguen apegadamente, otros minimalísticamente, otros son más laxos, otros lo olvidan. Y estamos, por supuesto, los que lo dejamos de lado porque nunca nos convenció el cuento.

Si eres ateo militante, bien; si eres un cristiano intolerante, personalmente no lo considero bueno, pero supongo que será aceptable si eso te hace feliz y, espero, a los que quieres. Pero nunca podré negar que eso identifica a cada individuo.

Y yo supongo que nunca dejaré de hablar de este tema. Es demasiado interesante como para dejarlo de lado. Muchos de mis amigos me cuestionan el por qué me niego a elaborar una etiqueta exclusiva para ello, y siempre les respondo lo mismo: la religión es y será un fenómeno social, porque afecta a los elementos del sistema, y político, porque en cierta medida promueve una normativa de comportamiento.

Pero sigue siendo un fenómeno.

P.D. Me preguntan varias personas que acudieron al blog de apologista y no pudieron ver mi comentario, que sólo pueden ver el suyo, el que cito al principio de mi post “Del diablo”. Él no autorizó mi comentario, por lo que nadie puede verlo, salvo yo, que sí me aparece en pantalla con el aviso de “pendiente de moderación”. Espero haya sido un olvido de su parte, porque no tendría sentido que deliberadamente lo omita y sí me responda. Espero en serio que no.

Anuncios

~ por Juancho H. en abril 16, 2009.

10 comentarios to “Religión (II)”

  1. Tanto Ateos como cristianos no poseemos el conocimiento absoluto de a ver recorrido todo el universo y admirar todas sus maravillas, para saber todas las respuestas…(recordemos que asi surgio el Agnosticismo, luego de una conversación similar)
    simplemente algunos deciden creer y otros no.

    que tengas un lindo fin de semana…bendixcs

  2. Igual las el concepto de religion es algo digno de escupir , es mejor buscar una relacion con dios real…y no tanta tradicion que emboba y pierde a dios del mapa.

    bendiciones, blogger.

  3. La experiencia que tenemos en nuestro Blog es muy interesante en cuanto a la Fé, pero sobre todo a la Iglesia Católica y sus miembros, cuando hemos seguido el caso de un padre pederasta es increible la respuesta automatica de los defensores, y los retractores también, pero suman más los defensores, y lo chistoso o lo que más llama la atención es que se dedican a buscar en Domingo, después de ir a Misa, comulgar y seguir el rito impuesto por los hombres, salen con ganas de atacar a los que no estamos de acuerdo con defender la pederastia dentro de ninguna parte, mucho menos valerse de una sotana.

    El creer o no en un Dios, es en todo sentido respetable, pero si vemos mayor intolerancia en los que creen y te quieren obligar a fuerza de una doctrina aprendida de niño o de grande a creer en algo que muchos no estan convencidos.

    Valgame Dios, que no hayan publicado tu comentario. Y además Diego te de sus bendiciones para tu Blog, creo que ha quedado muy claro que eres un ateo convencido, ¿no deberíamos respetar tu postura, y dejar de darte bendiciones para ver que son tolerantes o ayudarte al cielo prometido?

    Saludos, muy buen artículo.

    Las tres y un cuarto

  4. Muchas gracias a los dos por sus comentarios, y sean siempre bienvenidos a la lámpara.

    En efecto, estoy convencido que, así como tenemos una perspectiva única del mundo, así muchos viven su creencia. La religión, como fenómeno social que es, va apegada a la personalidad de cada individuo. Una secta, iglesia o comunidad no es extremista, sino que sus miembros la hacen así, y lo curioso es que terroristas, sin especificar a qué credo pertenezcan, se basan para actuar de una manera deliberada en un mismo texto “sagrado” que aquellos que promueven valores… nunca pude entender eso.

    En cuanto a la pederastia, siempre va a ser un escándalo porque hablamos de personas que ejercen una influencia enorme sobre personas que, debido a su corta edad, no tienen noción completa de lo que es correcto o incorrecto. Las personas se equivocan en depositar confianza absoluta en otra, pues siempre debe haver espacio para la duda. Esta monstruosidad es ejemplo de ello.

    Lo que nunca perdonaremos algunos es que, en el caso de la Iglesia Católica, muchas veces se haga apología de esta y muchas otras trasgresiones, punibles en cualquier ley estatal. Por eso la gente se termina alejando del “rebaño” para abrazar un concepto de dios personal, y a su vez muchos emprenden un viaje al agnosticismo.

    Espero verlos otra vez por acá. Un abrazo y feliz fin de semana.

  5. Mirad el vídeo, un milagro anual.

    http://conmatricula.wordpress.com/2009/04/19/milagro-fuego-santo-jerusalen-ii/

  6. Hola, Eleison. Bienvenido a la lámpara de Diógenes.

    Interesante procesión y ceremonia en el Santo Sepulcro. No sabía que en Jerusalén se hicieran procesiones en los Sábados de Gloria.

    El del río no lo entendí, y me dio mareo por tanto movimiento.

    Espero tengas un resto de fin de semana feliz.

  7. Comprendo que se le pierda el sentido a tanta discusión entre ateos y creyentes cuando vemos que ni unos ni otros acostumbran a cambiar sus posturas y se autoafirman contínuamente.

    Pero la verdad es que en el rifirafe, se va produciendo un conocimiento progresivo del otro. Las informaciones van surgiendo y, por ejemplo, hoy ya sabes que cada año a la misma hora en Pascua Ortodoxa se produce el milagro del fuego santo y el milagro del agua que revierte su curso.

    También, el no creyente comienza a distinguir entre tipos de cristianos o religiosos a medida que debate con ellos. Si antes metía a todos en un mismo saco, tras las contínuas informaciones que recibe termina por ver que no es exactamente así…

    Los creyentes son “el gran desconocido” para los no creyentes. El debate ayuda a conocer y distinguir.

    La sorpresa, a menudo, salta a la cancha…

    Un abrazo, Juanchoh!

  8. Hola, Eleison. Bienvenido de vuelta a la lámpara.

    Te concedo en que de parte y parte hay mucho desconocimiento, y eso se debe a los mismos prejuicios que existen al momento de debatir. Lo importante es que cada cual tome los elementos que le parezcan útiles para aplicarlo a su vida diaria. Por mi parte, tuve una vez contacto con unos armenios que compartían tu credo, pero no me molesté nunca en ahondar en ese tema porque la verdad no me despierta ninguna curiosidad. Sólo sé que de vez en cuando hacían peregrinaciones a monasterios.

    También es importante que tengas en cuenta que, una persona que se respete, no abandonará sus convicciones radicalmente. Algunos cederán, otros no, pero ninguno puede voltear el curso que ha escogido para su vida. Ahí es donde se siente cómodo y, ojalá, feliz. Sería envidioso querer otra cosa.

    En cuanto a lo de los milagros, es bueno que la gente encuentre con qué inspirarse. En el significado amplio de la palabra, yo encuentro milagrosa la risa, y me encanta ver a una persona que quiero reírse. Los amaneceres son mágicos. Cosas tan cotidianas y sencillas pueden motivarte a disfrutar tu vida. Eso es lo verdaderamente importante.

    Gracias de nuevo por tu comentario.

  9. En principio gracias por haber pasado por mi blog. El comentario lo dejaste en un artículo que escribió un amigo mio, Eduardo.
    Si me permitís, te quería decir que lo más importante es el respeto, ya sea que se crea o no. Creer que se tiene la “sartén por el mango” ideologicamente hablando es un grave error. En lo personal, conozco ateos muy buenos, y muy malos. Y conozco creyentes muy buenos, y muy malos. Muchas guerras se han mantenido por este asunto, y las armas las hacen comerciantes, probablemente ni creyentes ni ateos…
    Gracias de nuevo.

  10. Hola, Ricardo. Bienvenido a la lámpara. Saluda a Eduardo de mi parte cuando puedas.

    El respeto es importante, pero, ¿qué se entiende por ello? ¿Acaso predicar lo que uno cree correcto e indicado es en todos los casos respetuoso? ¿Es hacerse el de la vista gorda tenerle respeto a los demás? Un problema con las personas es que confunden el irrespeto con la indignación. No siempre escuchamos lo que queremos oír, y eso genera una sensación de desagrado, pero ello no significa inmediatamente que la otra persona incurra en una falta de respeto. Sin embargo, la falta de respeto siempre será indigna, porque es propia de gente incivilizada y falta de ilustración.

    Espero tengas un feliz fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: