Islam

La visión que tiene occidente de la cultura musulmana está supeditada al extremismo de ciertos de sus representantes. Igualmente, muchos encuentran curioso, incluso monstruoso, su tren de vida y sus costumbres. Ello ha llevado a pensar al occidental del común que todo lo que es contrario a los valores de esta civilización se encuentra ahora probablemente rezando a La Meca.

Nunca se puede saber lo suficiente con respecto a un tema, pero sí está bien informarse por lo menos un poco antes de opinar. Y cuando digo informarse ciertamente ello excluye lo que uno ve en televisión. Esa imagen plana, bidimensional, no es la absoluta realidad, que es lo que en la mayoría de ocasiones lo televidentes creen. El poder de la imagen hipnotiza, y convence que de hecho lo que se ve a través del “cíclope electrónico” es lo que en efecto acontece ahí.

No. Informarse es acudir a textos especializados o escuchar a gente que es estudiosa del tema.

Es difícil no caer en prejuicios o evitar seguir la corriente social que dictamina calificativos para determinadas cosas (recordemos lo que hablábamos en Espirales), pero siempre hay mucho valor en precisamente hacer todo lo contrario y, aunque sea por una vez, contar con un pensamiento que sea propio y de nadie más.

Bueno, antes de irme por la tangente con un tema que se me muestra interesantísimo, me encauso de nuevo al que me trae hoy a la lámpara. Tuve la oportunidad de leer un artículo de Aloysious Mowe, teólogo especializado en el Islam, donde habla de los talibanes que ahora buscan con retomar el control en Afganistán y tomárselo en Pakistán. Un lider del movimiento, Sufi Mohammed, afirmó que apoyar un “sistema infiel” de gobierno es un gran pecado. Mowe desmintió eso, siendo que tal afirmación no existe en el Corán.

En los párrafos siguientes, Mowe expresa su preocupación por la increíble ignorancia que existe alrededor del tema del Islam, y que incluso los mismos musulmanes desconocen el Corán. La cultura islámica es una especie de aberración de la nuestra en cuanto la influencia que ejercen líderes o personas con determinado rango: lo que ellos dicen es la verdadera ley. Por ejemplo, la jihad es convocada por diversos líderes, y sólo en casos extremos lo es por el Corán.

Recuerdo una vez que Ratzinger repitió las palabras del emperador Manuel II Paleólogo refiriéndose al Islam. En ellas decía que “la violencia no es el camino hacia Dios”. Más específicamente decía que “Dios no se ve agradado por la sangre, y todo aquel que actúe irresponsablemente en este sentido va en contra de la naturaleza de Dios”. También recuerdo el repudio general a estas palabras, la mayoría proveniente del mundo musulmán porque, como siempre ocurre con estos temas, la palabra “Dios” es tan ambigua que te puedes estar refiriendo a cualquiera: Jehová, Alá, Zeus, Martuk o hasta al Monstruo de Espagueti Volador.

Ratzinger no es ninguna perita en dulce, pero es de suponer que una persona que ha sido estudiada tiene la autoridad para decir algo así. Me entristeció de mi parte que sólo cuando leí a Mowe entendí el valor de esas palabras y no cuando las dijo Benedicto. Yo también fui víctima del prejuicio, alimentado en gran parte por la expresa desconfianza que le tengo a las instituciones religiosas.

El Corán es, así como la Biblia cristiana o el Talmud judío, un compendio de principios que llegan a ser contradictorios si son contrapuestos, pero hay muchas palabras que reflejan amor en él, si es que se quiere apreciar de esa forma. Una frase que me gustó muchísimo es si matas a un inocente, es como si mataras a toda la humanidad.

También me sorprendió el Corán a su referencia de aquellos que no creen o se han alejado del camino del Islam. Dice en 4:137 que aquellos que se van del Islam, vuelven y se vuelven a ir tienen una vida más apacible y tranquila. Muchos líderes musulmanes dicen que la pena por ser infiel o “desertor” es la muerte. Un poco complicado irse, volver y abandonar de nuevo si la ley dice que inevitablemente debes morir…

Otro tema que me impactó es el de los gobiernos fundamentalistas. No hay referencia a ellos en el Corán, pero sí hay un inciso que dice que la religión debe ser sentida, nunca forzada. Busqué un poco y encontré una frase del estudioso Abdullahi Ahmed An-Na’im, quien dice “si deseo vivir el Islam por libre opción, que es la única forma de vivir el Islam, sólo puede ocurrir bajo un estado seglar”.

Sí, existe un gran desconocimiento del Islam, entre sus propias filas y fuera de ellas. Hago un llamado a que no seamos tan proclives a denigrar de las acciones extremistas de unos cuantos “porque son musulmanes”. Todos ellos son seres humanos, capaces de las más grandes atrocidades. No castiguemos a toda una cultura por el comportamiento de unos cuantos.

Además, como dice el viejo adagio árabe, Allahu’alam, Dios conoce mejor.

~ por Juancho H. en abril 27, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: