¡Hasta pronto, Europa!

He atravesado el charco. Mi vuelta a casa. Después de casi dos años de vivir en el Viejo Continente, vi de nuevo a mi familia, amigos y resumiré una vida que pareció quedar en pausa.

No es fácil volver, sin embargo. Llegué a la idea de llamar ese sitio, Pamplona, mi hogar. Fui a hacer una maestría, razón primordial, pero las experiencias que tuve allá claramente dictaron que lo que realmente hice fue a abrir mi perspectiva, a dibujarme horizontes diferentes a los que ya tenía presupuestado seguir.

Echaré de menos ese lugar, y no sólo a su gente, sino también a una serie de costumbres y actitudes a las que me llegué a habituar.

A continuación enlistaré aquellas cosas que me harán falta y otras que definitivamente no.

Me hará falta

  • Curioso. La primera cosa que creí que no extrañaría y que sí es definitivamente el acento español. La forma de arrastrar las ces y las zetas, sus dichos y todo lo demás.
  • La seguridad. Sin comentarios al respecto. Eso no tiene precio.
  • La cercanía. Todo se encontraba al lado. Ir a París o cualquier otra ciudad es muy fácil, y me extraña que los mismos europeos difícilmente conozcan su continente, por lo que sugiero fuertemente que lo hagan.
  • Las estaciones. Me parece a mí que le otorga más vida a un sitio, pues la sensación de cambio da más movilidad al tiempo.
  • Los pisos compartidos, una manera irrefutable de intercambiar culturas. Conocí a gente interesantísima gracias a los pisos compartidos.

No me hará falta

  • Los medios de comunicación, en especial los de televisión. Terriblemente sesgados, algunos mediocres y otros sensacionalistas. Inservibles.
  • El racismo y la xenofobia, actitudes de algunos ignorantes. No fui víctima de ello, pero algunos amigos sí.
  • La demagogia y proselitismo de la política española y europea en general. Débiles ideológicamente.
  • Hmmm… no se me ocurre nada más…

Supongo que en general es más lo bueno que lo malo, por eso quise tanto ese sitio.

Y espero volver y conocer aún más.

~ por Juancho H. en junio 4, 2009.

5 comentarios to “¡Hasta pronto, Europa!”

  1. Tal vez no fui lo suficientemente serio a lo largo del último escrito del que usted, personaje tuvo conocimiento, tal vez mi sentido del humor nunca permitió expresar mis más sinceros y profundos sentimientos, pero aprovecho este pequeño espacio mano para decirle, que lo extraño y que con nostalgia he recorrido el camino a casa esta semana, siempre con la ilusión de encontrarlo, ahí sentado, con su movimiento de rodillas o brazos o cualquiera de sus hiperactividades por las que siempre se caracterizo.
    No está, ni lo estará por un buen tiempo, pero precisamente como bien comentamos un día, espero que las estaciones ayuden a catalizar el paso del tiempo. No para que este, se lleve los recuerdos sino para aumentar más las posibilidades de verlo.
    Un abrazo inmenso, es mas macho de todos, fuerte.
    Su siempre amigo,
    Angelo

  2. Amigo Juan. Comparto absolutamente todo lo que dices.. aunq a mi si que me gusta la television de ACA. HAY MUY BUENAS SERIES!!! ole, ya hace falta!!! :´(
    BTW, te referias a mi por lo ataques xenofobicos? jajajaa

  3. Aaaaaah, muchachos, qué falta me hacen en serio!!

    Las palabras no son suficientes para expresar todos los sentimientos, así que las acciones siempre se encargan de definir y enmarcar lo que resultó ser una amistad tan bonita.

    Angelín, usted siempre tan especial… me entristeció mucho abandonar ese piso donde compartimos tantas cosas, pero recordemos que ese es sólo un episodio de muchos que viviremos en nuestras vidas. Además, ya casi nos volvemos a ver!!

    Osnofla, mi muchacho consentido jajajaja, espero siga disfrutando tanto esa televisión españoleta, su física y química, sus famas, y esos programas horrendos que dan por las noches donde los insomnes llaman a responder preguntas truculentas. Jaja, y, en efecto, su caso fue uno de los muchos que tanto recuerdo.

    Un abrazo a los dos!! Los quiero y extraño mucho!!

  4. Juanchoh, siempre se extrañara el lugar del cual tuvimos buenas experiencias, del compartir, del relacionarse con otras culturas, et…siempre quedan en un lugarcito del corazón. Del acentó que decir, me sorprende de algunas personas que llevan un día en otro país y ya hablan como si fueran coterraneos…jejeje..(no tengo esa facilidad),si se extraña,es como extrañar a las personas mismas. Buena suerte en tu vuelta a casa, abrazos.

    • Gracias, Kathy. Después de todo fue mi casa durante dos años, y es difícil abandonar el hogar, otra vez… esperemos que las cosas sigan saliendo bien. Un abrazo y gracias por tus buenos deseos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: