“Lo dice la galleta…”

Aparte del perturbablemente adictivo juego de Texas Hold ‘Em Poker, una de las aplicaciones de Facebook de mayor crecimiento en los últimos días es la de la “Galletica china de la fortuna”. Los usuarios de la red social, entonces, llevaron una costumbre de la mesa oriental a sus computadores.

Aparte de la consumición de un alimento cuyo postre es una adivinación, acá el programa lleva al usuario directamente a la experiencia de clarividencia, omitiendo, por supuesto, el detalle de comer y abrir físicamente la galleta. En últimas es lo mismo, pues el mensaje es aleatoriamente escogido, aproximándose bastante al azar de tomar una galleta de la fortuna con un mensaje determinado.

Lo que me alarma, sin embargo, es la costumbre que se ha generado en torno a esta aplicación. Se puede apreciar a una misma persona reincidiendo y consultando el artefacto varias veces a la semana, incluso algunos lo efectúan diariamente, como quien requiere de un consejo para empezar el día, o el que acude al horóscopo todas las mañanas para ver “qué rige”.

Uno hasta podría hacer el jocoso ejercicio de imaginárselos operando sus computadores con muchas velas encendidas, velas de colores aconsejadas por su astrólogo y una serie de números para jugar a la lotería.

Si alguien se preciara de tener mente para los negocios contemplaría entonces una gran necesidad que aparentemente es satisfecha. De eso se trata. Y, ¿qué mayor necesidad tiene el hombre común que la de controlar su propio destino? Anticipar los eventos por venir para determinar un resultado que se acomode a los deseos del individuo.

Maslow enseña que la necesidad humana más elevada es la autorrealización, con una jerarquía incluso mayor que la de respirar. Este concepto es, por supuesto, potenciado por una autoestima, reflejada en una zona de comodidad individual. Así, pues, están los que consultan el horóscopo, ajustan el pasador de la puerta una cantidad determinada de veces, evitan pisar las rayas de las baldosas en el suelo o, por supuesto, los que rezan con constancia. Todo ello mecánica y sistemáticamente realizado para superar eventuales obstáculos.

Una adivinación, entonces, colabora a afianzar esa ilusoria seguridad en las personas. Decisiones tomadas con base a consejos de un alimento van tomando mayor fuerza que aquellos dictaminados por el sentido común y la lógica.

En caso de algún percance, se le atribuye al hecho de que algo en el rito fue efectuado mal, que el proceso se realizó equivocadamente. Eso, desde luego, impide que vean en el mismo rito la equivocación porque, claro está, lo necesitan.

Así que, a modo de pregunta, si la galleta dijera que se dejaran de comer galletas de la fortuna, ¿el clarividenciado obedecería?

Anuncios

~ por Juancho H. en julio 22, 2009.

5 comentarios to ““Lo dice la galleta…””

  1. Lo dice la galleta, lo dicen los horóscopos, lo dicen los que leen la mano, el café y cuanta cosa se te ocurra, pero no puedo imaginar a la personas por medio de la computadora tomando galletitas para saber que hacer o no hacer el día de hoy ¿Estamos tan perdidos? ¿Nos sentimos tan incapaces de tomar una decisión por nosotros mismos? ¿No es suficiente la comunicación por Facebook, para hacer preguntas a los amigos? Creo que es más fácil tomar el teléfono o escribir ¿Que me aconsejas amigo? ¿Que haremos el día de mañana? Esta semana he leído sobre lo que cuesta preguntar la suerte, lo adictivo del Facebook, el festejo del Messenger, el Twiter famoso…¿Qué nos falta para no salir de casa ni por error?

    Saludos Junchoh

    Desde las tres y un cuarto

    • Jajaja… sería muy triste llegar al punto de ver que no hay necesidad de salir de casa. Después de todo, es nuestra vida la que nos espera ahí afuera, y no en una secuencia de cartas, o de astros.

      Un abrazo.

  2. Yo creía que con eso de las nuevas tecnología este tipo de leyendas acabarían, pero lejos de eso, ¿qué tenemos?
    -Las galletitas online de las que hablas.
    -Horóscopos por SMS.
    -Correos cadena que te dan suerte si los mandas o maldiciones en caso contrario.
    -Medidores de compatibilidad de pareja enviando SÓLO tus nombres.
    Y así un sinfín de mezclas entre esoterismo y tecnología…

    Esa gente de la que hablas que diariamente se dedica a leer esa galleta me da un poco de pena, es como si su conciencia y voluntad hubiera sido doblegada, como si no apreciaran su existencia y necesitaran un pequeño empujón para empezar el día… aunque tengan que recurrir a esta chorrada adivina.

    No voy a negarlo, yo cuando tengo cerca un periódico no puedo resistir mirarlo para comprobar lo ambiguas y llenas de subjetividad que están las premisas de mi signo del zodiaco. Al igual que los textos sagrados cada uno los interpreta como quiere y claro… todo sale verdad verdadera de la buena.

    Así que, a modo de pregunta, si la galleta dijera que se dejaran de comer galletas de la fortuna, ¿el clarividenciado obedecería?

    Como dijo Doc Emmett Brown en “Regreso al futuro”: crearíamos una superparadoja que destruiría el continuo espacio-tiempo 😆

    Saludos 😉

    • Como dijo Doc Emmett Brown en “Regreso al futuro”: crearíamos una superparadoja que destruiría el continuo espacio-tiempo 😆

      O de pronto sólo un simple desmayo, jajaja…

      ¡Gracias por tu comentario!

  3. sera q consigo el amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: