Pizca de sátira

Hoy fui sorprendido gratamente. Es en esas ocasiones agradables en que un concepto erróneo que se tiene de algo (o en este caso, de alguien) cambia para bien.

Hablo de Daniel Samper Ospina. No pensaba nada mal de él, no me malinterpreten; es sólo que su estilo de escritura es tan similar al de su padre (del cual soy lector adepto) que consideré carecía de una identidad propia para ejercer el periodismo de opinión, aunque creo hace una buena labor directiva en la revista Soho.

Hoy, mientras podaba mi mota de pelo en la peluquería, ojeé la revista Semana de hace quince días. Samper Ospina mantiene bajo su haber la última página de la publicación, dándole una especie de cierre light a sus serias predecesoras.

En esta ocasión me encontré con esto, una pieza de periodismo de opinión deliciosamente irreverente, y que muestra con crudeza lo que he hablado en este blog: el absurdo en que sólo se inmiscuirían dos repúblicas bananeras.

Grata sopresa me llevé entonces, gracias al señor Samper Ospina; hablo desde el periodismo, porque de la realidad política sólo falta imaginar lo inverosímil, y precisamente eso pasará.

~ por Juancho H. en noviembre 25, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: