De lo humano

En reiteradas ocasiones escuchamos el adjetivo “humano” cuando se pretende calificar un sustantivo, bien pueda ser un evento o cosa, para otorgarle una apreciación hermosa. El mejor ejemplo de ello, y a mi parecer el mejor aplicado según ese paradigma, es el de “Derechos Humanos”, cuando nos referimos a las mínimas caridades a la que una persona tiene acceso, al menos en teoría, por el sencillo hecho de haber nacido en este planeta como un ser humano.

Siempre me pregunté, sin embargo, ¿es acaso todo lo humano, “humano”? Aquel que esté un poco enterado de lo que sucede a su alrededor bien diría que no. Esto nos lleva a pensar, por un lado, que el calificativo “humano”, con el sentido que es socialmente aceptado, no es más que un constructo para divinizar nuestra propia condición de seres humanos, cuando, en realidad, todo lo que es “humano” es, valga la redundancia, todo lo humanamente imaginable.

Así, bien sabemos que fue humano Norman Borlaug, premio Nobel de Paz de 1970 y responsable de la Revolución Verde, salvando con ello a cientos de millones de vidas en las generaciones venideras, como también lo fue Iosev Stalin, genocida consumado. Por ello, si se desea ser estricto en la aplicación de un término, así como en su veracidad, afirmar que un sustantivo es “humano” es teñirle infinidad de matices, y con ello una elevada carga de ambigüedad. Por ello, si escuchamos a Erasmo de Rotterdam, quizá el único sentimiento auténticamente humano es la locura: susceptible a la perspectiva, la interpretación y al subjetivismo.

¿Está, acaso, mal empleado el adjetivo “humano”? Pues sí. Pero es también una equivocación idealista, un anhelo de lo que bien podríamos llegar a ser; todo lo bonito y lindo que ustedes se puedan imaginar. Es quizá un pequeño deseo, así sea gramatical, de mejorar y progresar como especie.

Seamos humanos, pero de bien.

~ por Juancho H. en diciembre 12, 2009.

2 comentarios to “De lo humano”

  1. Interesante. La verdad, tengo poco tiempo en general para escribir en mi blog y mucho menos para leer otros. Y en parte me da reparo que haya quienes entran y comentan en mi blog y yo no lo haga en el suyo. Por eso intentaré pasarme durante esta Navidad a ver si puedo aportar algo.

    Sobre el post, quizá solo dos apreciaciones.
    En efecto, lo “humano” es todo lo posiblemente humano (lo bueno y lo malo). Pero también, hay que decir, que lo humano le corresponde a la esencia humana, y no a la existencia. La existencia humana es el terreno de la libertad. Por eso, aunque Hitler o Stalin sean dos malos ejemplos de “humanidad”, lo son en la existencia y no en la esencia. Por eso los derechos humanos le son al hombre en su esencia, en su ser en sí, en cuanto tal. No a condición de ninguna existencia humana, porque ¿qué vida humana ha hecho méritos de tener algún derecho más que otra? Ninguna.

    Y sobre el posible mal uso de la palabra “humano” quisiera añadir, que más que humano se trata de ser personal. Que no es ningún anhelo sino que es la expresión de la esencia del ser racional.

    El adjetivo humano al tipo de ser tiene por herencia al naturalismo rousseniano, es decir: el hombre es un ser más en el entramado natural, y la tarea de la educación es humanizarlo. Pero Rousseau se equivoca al entender que esta trascendente tarea consiste en dar el ser al hombre. Educar, es quizá la tarea más sublime que puede realizar el hombre. No es dar el ser, ni comunicarlo, sino que es simplemente ser: al hombre le es propio (esencial) el educar a los suyos… por eso lo de la familia.

    • Interesante reflexión, Kiko. Fíjate, sin embargo, que Rousseau consideraba que hacerlo todo con piedad es muy humano (y muy útil), y es inherente a la persona. Después de todo, le atribuye la conservación de nuestra especie a ese sentimiento. Aunque comparto lo que dices de la educación como actividad gratificante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: