Los propios dioses…

Me entristece sobremanera encontrarme con la noticia de que Anarel, el bloggero de El Rey Carmesí, abandonará la escritura y, por ende, nos dejará desamparados a los que disfrutábamos de sus denuncias. Este post es, pues, dedicado a él, y con la vana esperanza de que cambie de opinión.

Aunque fue su forma de escribir lo que molestó a muchos más de una vez, sería ridículo descalificar sus bien pensadas investigaciones sólo por ese detalle. A mí, en lo particular, me agrada ese estilo mordaz. Y sé que muchos así lo pensarán, al ver que extrañan más sus constantes revelaciones de los “magufos” (una palabra empleada en España para señalar charlatanes) que su singular sarcasmo.

Anarel, espero que te des cuenta de que, aunque no puedes cambiar al mundo – al menos no de un momento para otro -, colaboras en esa maravillosa empresa conjunta en la que demuestras que definitivamente el mundo no debe cambiarnos a nosotros. “Los propios dioses, contra la estupidez, luchan en vano”, escribió en cierta ocasión Schiller, pero bien sabían lo que era un estúpido, así como tú señalaste a tantos otros.

Un saludo desde este humilde rincón de la blogósfera, y hasta siempre.

Anuncios

~ por Juancho H. en mayo 20, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: