El buen muchacho

Cortesía de AP

Se acerca la hora de las elecciones. Si se cumplen los pronósticos, Juan Manuel Santos y Antanas M0ckus pasarán a segunda vuelta, previa a la cual veremos toda suerte de alianzas que, desde ahora, se empiezan a vislumbrar.

Son días de debates, también. Además de los pobres formatos y de los débiles entrevistadores, vemos cierta antipatía con el candidato de gobierno, Juan Manuel Santos, por parte de los otros candidatos – exceptuando a Noemí, pero, ¿a quién le interesa realmente lo que ella piense? -, básicamente por razones que ya he mencionado en el pasado: todos ven en el ex ministro la continuidad no sólo de una ideología, sino de una mala praxis y una escandalosa forma de gobernar inaudita desde los tiempos de Julio César Turbay. Él, por su lado, refuerza la idea de que continúa con una exitosa política de seguridad, la cual, ante ojos objetivos, ha sido eficaz en cuanto a que las Farc ya no son lo que eran antes, pero, ¿a qué precio? Corrupción e impunidad aún cabalgan libres y sin temor por las llanuras y selvas colombianas, encarnadas en políticos y agentes armados afines al gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Es cierto. Mencionaba antes que, al ver a Santos, veía todo lo malo e impuro de este gobierno, pero sólo ha sido a partir de estos días en que vi algo más en el insigne candidato de la U, y es una sonora ingenuidad ante estos apabullantes hechos, y que ni él mismo tiene la capacidad de callar u opacar.

Este lapsus linguae (la expresión correcta) no sustenta ni fundamenta nada, pero sí vale la pena señalarlo como algo anecdótico, gracioso. También es cierto que se transforma en algo simbólico una vez se analiza a profundidad a Juan Manuel Santos, un hombre que afirma haber sido exitoso en las tres carteras de gobierno que manejó – perfectamente discutible -, además de ser un profesional perfectamente capacitado para llevar las riendas de un país como Colombia, y bien sabemos que el solio de Bolívar es el idóneo para darle a quien se siente en él el aspecto de un viejo de 80 años, con canas y todo, con el mismo efecto que la mirada de una gorgona.

Santos es un convencido del uribismo, no hay duda. Pero se le ha dado la enorme responsabilidad de responder por él ante toda Colombia: exaltar lo visiblemente bueno y ocultar lo escandalosamente malo. En los debates, en los que se enfrenta a gente entendida de la situación, como los tres ex senadores, Mockus y la misma Noemí, esta labor ha demostrado ser demasiada para él, pues los constantes embates de sus opositores siempre sacan a relucir toda la suciedad y toda la porquería que rodea al actual gobierno, tal y como ocurrió anoche, y sucederá esta misma noche seguramente, aunque no pueda verlo por encontrarme en un salón de clase.

Juan Manuel Santos, el buen muchacho que quiere ser el siguiente presidente uribista, aquel cuya hipocresía – o ingenuidad, quizá un poco de ambas – niega todo exceso y desborde de sus antiguos patrones… Esta labor le resultará – como ya lo hace – quizá demasiado para su convencida actitud de continuista. El tiempo lo dirá.

~ por Juancho H. en mayo 28, 2010.

2 comentarios to “El buen muchacho”

  1. Los físicos creían que la oscuridad no tenía peso, y esta campaña de Juan Manuel Santos ha servido para refutarlos. Tanta luz se está echando sobre el uribismo que Santos, a pesar de tratar de cubrirla con hojas de periódico (El Tiempo), no puede contener ni en su propia mente la oscuridad que le aplasta.
    Excelente post y muy bueno el video, un saludo.

    • Gracias por el comentario, Tomás. En este momento ando un poco acongojado (preocupado e incrédulo) por el mundo de gente que votó por Santos… al parecer a la gente en este país le vale cinco que les vean la cara de idiotas… qué tristeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: