De la traga

Bien, hace unos días se terminó el Mundial con un justo campeón como es España, aunque haya arruinado una bien pensada polla de tres meses en la que pronostiqué como campeón a Holanda, pero supongo ese será otro tema. De cualquier modo, podemos volver a otro hobbie interesante – no discutiré su utilidad acá, porque puede que a mis lectores no les haga mucho daño el hecho de que deje de escribir, pero a mí definitivamente me ayuda mucho -, que es el de escribir cualquier cosa que se me pase por la cabeza, sea interesante o no ante el ojo crítico de un visitante, en este, mi espacio en el ciberespacio.

Este ejercicio siempre me ha agradado por el sencillo hecho de que, si ejecutado tal y como debe ser, siempre se puede ser sincero con una hoja en blanco; ya el hecho de que otro mortal lo lea es meramente incidental. Por ello cada uno de los escritos de este blog son escritos con toda la sinceridad del caso, así hayan sido producidos por una explosión visceral y efímera, pero, así como he dicho en otros apartes, grandes porciones de mi personalidad pueden inferirse mediante la correcta conexión de estas letras, y así seguirán siendo.

En todo caso, y con el fin de evitar más rodeos, tendré que decir que hay una mujer que me interesa; no hablo del interés meramente físico, pues ese se experimenta a diario gracias a la inmediatez de los medios de comunicación o por la misma cultura popular, los cuales se encargan de mostrarnos beldades que nos inspiran, hay que decirlo, no muy puritanas sensaciones, sino que acá me refiero a algo mucho más profundo, una cuestión que, por el momento, da respuesta a quizá una exagerada lista de exigencias de mi parte para poder llegar a “cuadrar” con una mujer.

Hemos hablado varias veces, y las reconocidas sensaciones de ansiedad se experimentan cada vez que llega el momento de volver a verla. Este mismo artículo es producto de ello. Pude haber escrito de cualquier cosa, pero nuevamente, el hecho de que esto aparezca acá en lugar de otro tema ya habla de por sí de la importancia que para mí significa este sentimiento, siendo, valga la ironía, alimentado por un tinte incluso irracional: porque, ¿qué es la traga, sino irracionalidad?

Quizá, en un futuro, lea esto y ría; no voy a llorar, porque no soy idiota, mucho menos sentimental. Pero de eso se trata todo esto, ¿no?

~ por Juancho H. en julio 13, 2010.

10 comentarios to “De la traga”

  1. Yo a veces siento que dentro de mí viven muchos tipos al mismo tiempo, y no puedo evitar enamorarme todos los días (enamorame en el sentido estricto de la palabra) de todas las mujeres que veo.

    Es que todas tienen “algo”… que delicia.

    Un saludo,

    Tomáz.

  2. La traga es lo más animal, lo que permite que se perpetúe la especie😉

  3. Quiero saberlo todo!!
    En cuanto a lo de “perpetuar la especie”: mis queridos Yuji y Juan, pueden ensayar todo lo que quieran. La práctica hace al maestro. Pero eso sí, espérense otros cuatro o cinco años antes de materializar la obra. Yo soy capaz de aguantarme las ganas de ser tía otra vez…

    • ¿Cuatro o cinco años? Por otros lados incluso se siente una presión de que sea antes, pero en fin, la vida proveerá jajaja…

      • Nooooooooooo jajajaja esta conversación se está tornando de clarito a oscuro jajajaja…

        Lo de perpetuar la especie tenía como objetivo recordar precisamente ese hecho. Por otro lado ojalá que quien lo esté presionando por perpetuar la especie sea la señorita(s) que inspiraron este post, no?

      • Erm… yo consideraría que esa conversación se debería mantener en la 250a cita… o sea falta buen rato.

  4. Quién está presionando?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: