Hipócrita

En reiteradas ocasiones me he mostrado renuente a hablar en este espacio de sinvergüenzas y personas que, por su actitud o talante ideológico, se muestran reprobables ante mi criterio, el cual, después de todo, valora qué vale la pena mencionar en este espacio y qué no; muchas otras ocasiones, sin embargo, me he visto forzado a obviar este principio al ver que, en realidad, la sociedad a veces es influenciada por sinverguënzas.

Hoy hablaré de uno de los mayores: José Obdulio Gaviria. En el pasado he hablado de él con propósitos meramente recreativos – para reírme de él – o simplemente para señalar la incontestable falacia que constituye su discurso. En la columna de hoy de El Tiempo, a la cual me abstendré de vincular, reniega de la iniciativa de unos sindicalistas que, independientemente si sea cierto o no aquello que son colaboradores de las Farc como dice el ex consejero, decidieron llevarlo ante la corte por injuria y calumnia. Cito, entonces, parte de la columna del mencionado discípulo goebbeliano.

¿Dónde quedaron, entonces, las libertades de opinión y expresión? ¡Olvidémoslas! Esas son garantías para desinformar, mentir y calumniar (ver mi artículo ‘Exculpadores de oficio’) a la ‘derecha’. Todo lo que digan contra nosotros será aplaudido; lo que digamos nosotros será denunciado. Un amedrentador aparato de ‘colectivos’, fiscales y jueces nos caerá a cada instante. Son como fieras que nunca sueltan la presa y se ensañan sobre la honra y la integridad de cualquiera que ose enfrentarlos. Es la guerra política que perdimos; que convirtió en carne de cárcel o de sepultura a todos los que ocupamos en los últimos ocho años la dura trinchera institucional, los solitarios torreones democráticos, los baluartes de la civilización, para defender a Colombia de la sórdida amenaza terrorista.

Ya he expresado también en otras veces la importancia de la libertad de expresión, esto es, de decir lo que queramos, aunque cuando se entra en el terreno de la acusación siempre es válido contar con evidencias para evitar herir en su persona al aludido. Todos recordamos el caso de J.J. Rendón y Tomaz Garzía, cuando aquél amenazó con iniciar un proceso similar pero desistió de ello cuando vio que la realidad de las palabras del bloggero no podía ser negada. Si lo que José Obdulio dice es, entonces, verdad, que se encargue de mostrar evidencias en lugar de rehuir de las citaciones.

Mi indignación no es por eso, sin embargo. Cuando leí su columna del día de hoy recordé inmediatamente una pequeña nota que la revista Semana hizo hace más de seis meses, en su edición del 7 de marzo, hablando de un proceso similar que el mismo José Obdulio había iniciado contra unos periodistas.

La demanda penal por calumnia de José Obdulio Gaviria contra Vicky Dávila de La FM; Clara Elvira Ospina y Juan Carlos Giraldo, de Noticias RCN, y Darío Arizmendi y Héctor Rincón, de Caracol Radio, va en lo siguiente. El origen del problema es que el ex asesor presidencial acusa a los periodistas de haberlo asociado con las ‘chuzadas’ y seguimientos del DAS. La semana pasada el fiscal del caso llamó a ambas partes a conciliar y José Obdulio manifestó que él no estaba interesado en ninguna rectificación y aclaró: “Yo lo que quiero es plata”. El fiscal le preguntó cuál era el monto en el que estaba pensando, a lo que José Obdulio respondió que esperaba que le hicieran una oferta. Agregó finalmente que estaba contratando abogados tanto en Estados Unidos como en España para demandar internacionalmente a los periodistas, ya que en esos países también fueron emitidos los noticieros colombianos en los que apareció esa información. Frente a la exigencia económica los periodistas no piensan conciliar.

Siempre me he sentido orgulloso de mi buena memoria, pero ella no hace falta cuando se trata de exponer la incongruencia de, oh, ese gran defensor de la libertad de expresión, ese abanderado de la verdad, el paladín de los derechos del hombre que es José Obdulio Gaviria.

Aprovecho también para decir que, si bien engendros fanáticos como este individuo son adalides de la hipocresía, me entristece ver que de una u otra forma la misma sociedad se encarga de cobijar estas actitudes irracionales que poco ayudan al progreso de la humanidad. Insisto en que comportamientos así deberían ser públicamente repudiados por el tremendo daño que potencialmente llegarían a hacer.

Por lo que ahora recuerdo que, lejos de evitar exponer a sinvergüenzas, sí deseo ante todo que prevalezca la razón y la verdad sobre todo.

~ por Juancho H. en octubre 13, 2010.

3 comentarios to “Hipócrita”

  1. Si usted sigue los comentarios de José Obdulio “Gavilla”, de Andrés Felipe Arias y de Fernando Londoño, encontrará esa misma coherencia los tres son fundamentalmente hipócritas y sinvergüenzas, adicionalmente, fanáticos tienen una secta que se llama Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, donde adoran a un dios pagano que paradogicamente invoca a la virgen María cada vez que puede. Yo tomé la mejor decisión para mi salud mental, dejar de informarme sobre lo que esta partida de malditos seres dicen porque definitivamente le dañan el corazón a cualquiera.

    Más o menos el negocio funciona así: “Siempre habrá bestias sedientas de un Dios Pagano al cual dedicarle su euforia y adoración, y aquella masa cualiforme continuara devorando cadenas y mostrándonos en nuestra mas deplorable inferioridad, y sobre todas las cosas, continuara alimentando a aquel demonio que nos engaña susurrándonos insistentemente que podemos llegar a ser Alguien” Y ser “alguien” es ser uribista.

    • Pues sí… Como cualquier religión, la irracionalidad está a la orden del día, y el fanático frenético defiende celosamente su fe ante los paganos descreídos, convirtiéndolos o deshaciéndose de ellos. Terrible.

  2. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: